Los tribunales de Curazao ordenaron la liberación de nueve migrantes ilegales venezolanos -cuatro mujeres y cinco hombres- que estaban presos con delincuentes comunes en la isla.

El fallo judicial fue aplaudido por la organización no gubernamental Human Rights Defense Curacao (HRDC), que en representación de los detenidos denunció las pésimas condiciones de su reclusión y rechazó que permancieran encerrados en la cárcel de Willemstad.

La primera decisión favoreció a las cuatro mujeres y fue dictada el 7 de julio de 2022. “En la sentencia respectiva, el juez señaló que los refugiados venezolanos y los migrantes en crisis no pueden ser encarcelados junto con los presos comunes bajo un régimen de derecho penal”, destacó a través de un comunicado HRDC. Esgrimiendo un argumento similar, los cuatro hombres resultaron beneficiados este jueves 14 de julio.

Advertisement

“Las mujeres están en la isla con sus familiares o ‘garantes’. Mantenemos contacto con ellas”, precisó la directora de la ONG, Ieteke Inchi Witteveen, a la espera de que se haga efectiva la liberación de los cinco hombres.

Peor que criminales 

Para justificar su dictamen, el tribunal de Curazao reconoce que las condiciones de reclusión que enfrentaban los migrantes eran mucho peores en comparación con las que imponen a los delincuentes comunes.

Mientras los condenados y procesados penales pueden tener acceso a un polideportivo, biblioteca, talleres y vista al exterior, los migrantes venezolanos tenían que permanecer 18 horas en celdas oscuras, “no tenían vista al mundo exterior, pocas oportunidades recreativas y ninguna actividad diaria significativa”.

“El tribunal ha dictaminado que el Bloque 1 de SDKK, en principio, cumple las condiciones suficientes para la detención de inmigrantes. Pero el régimen impuesto a los demandantes (migrantes) es más estricto que el régimen de detenidos penales”, se lee en el fallo.

Sin derechos

En mayo de 2021, HRDC indicó que las autoridades de Curazao -que forma parte del Reino de los Países Bajos- mantenían la práctica de encerrar a los migrantes ilegales con delincuentes comunes, violando de esta manera el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Estar encarcelados con presuntos delincuentes, incluidas personas sospechosas de delitos graves, genera problemas de salud para los migrantes que ya están muy traumatizados. Esto se expresa en miedo y desconfianza, problemas psicológicos y la sensación de ser tratado injustamente como un delincuente”, enfatizó la fundación.

Amnistía Internacional (AI) también ha cuestionado duramente la actuación del gobierno de Willemstad ante la migración venezolana. En un informe publicado en octubre de 2021, AI afirma: “Las autoridades de Curazao han violado los derechos de las personas venezolanas que necesitan protección en diferentes eslabones de la cadena de inmigración”.

El reporte de Amnistía Internacional destaca que los migrantes “quedan automáticamente detenidos en condiciones inhumanas en el cuartel de los extranjeros de la prisión del SDKK (Sentro di Detenshon i Korekshon Korsou), de nuevo con independencia de su necesidad de protección. En el cuartel, los guardias penitenciarios recurren a la intimidación verbal y física para disuadirlos de pedir asistencia jurídica y solicitar protección”.

Nueva etapa

A finales de mayo de 2022, HRDC resaltó como positivo que “el centro de reclusión de indocumentados fue cerrado tras las críticas internacionales por las condiciones infrahumanas”; sin embargo, alertó en ese momento que ni la policía ni el SDKK sabían qué hacer con los migrantes venezolanos detenidos.

Las ONG locales y extranjeras han elevado su voz para que se dé un trato digno a los migrantes irregulares venezolanos, que huyen de la emergencia humanitaria compleja que azota a la República Bolivariana. La liberación de estos nueve venezolanos reivindica la lucha de los defensores de Derechos Humanos en la isla.

Pedro Pablo Peñaloza

Crónicas del Caribe

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *