Los diez venezolanos que desafiaron con éxito su encarcelamiento en el Sentro di Detenshon i Korekshon Korsou (SDKK), la prison de Curazao, han recibido su libertad, pero no protección. Amnistía Internacional está monitoreando la situación y afirma que el gobierno de la isla debe brindar una recepción humana a los migrantes indocumentados.

Yara Boff Tonella dirige el proyecto para los derechos de los refugiados y los migrantes en Curazao y Aruba en Amnistía Internacional en los Países Bajos. Cuando Cronicas del Caribe le preguntó dónde están ahora estos refugiados, ella respondió: “Esa es una buena pregunta y no tengo una respuesta”.

Según Boff Tonella, estos extranjeros en Curazao tienen una red de familiares y amigos y sin duda se les cuida. “Al ganar el juicio sí obtuvieron su libertad, pero no están protegidos. Por ejemplo, se les puede parar de nuevo durante un control de tráfico”.

Advertisement

Gracias a la decisión del juez, el Ministro de Justicia ya no puede encerrar a extranjeros en el SDKK. Boff Tonella dice que el fallo no debería sorprender al gobierno de Gilmar Pisas.

“El gobierno está ocupado con la construcción del nuevo cuartel para extranjeros, sin pensar en dónde se recibirá a la gente si se cierran los antiguos cuarteles y aún no están listos los nuevos. Amnistía Internacional lleva años diciendo que la reclusión en prisión es ilegal”.

En deuda

Boff Tonella advierte que “Curazao no tiene un lugar de recepción adecuado para extranjeros”. Señala que Aruba tampoco tiene eso y que está investigando la situación en esa isla. “En octubre estaré en Aruba por ese motivo”, adelantó.

Cronicas del Caribe contactó al Ministro de Justicia, Shalten Hato, del partido MFK para obtener una respuesta al fallo del juez. Se excusó diciendo que está enfermo y por lo tanto no puede responder.

Amnistía Internacional publicó recientemente una respuesta al fallo del juez en su sitio web holandés. “El juez ha dicho que el cuartel de extranjeros en Curazao debe cerrar. Las condiciones en las que se encuentran detenidos los refugiados venezolanos en Curazao son una grave violación de los derechos humanos. Por lo tanto, todas las personas que aún estaban detenidas deben ser liberadas. Estamos encantados con esta decisión”.

En su respuesta, Amnistía Internacional explica que se están renovando los barracones de extranjeros, en parte con ayuda financiera del gobierno holandés. “La renovación aún no ha terminado, por eso los venezolanos estaban presos. Allí tuvieron que lidiar con un régimen más estricto que los presos que habían sido condenados penalmente. El propio juez visitó la prisión SDKK y descubrió esta situación”.

Boff Tonella subraya que “nos complace que el juez ahora también haya reconocido que Curazao está actuando ilegalmente y que ponga fin a la detención inhumana de personas que buscan protección”. Considera que este fallo es un paso importante para mejorar la situación de los refugiados venezolanos en Curazao.

Graves denuncias

Ahora es importante que el gobierno de Curazao realmente ofrezca a estas personas una oportunidad justa de protección y las reciba humanamente. Continuaremos monitoreando la situación de cerca”.

Venezolanos relataron el año pasado a Amnistía Internacional las condiciones inhumanas en los cuarteles de inmigración. Fueron recluidos allí indefinidamente y los guardias de la prisión los humillaron y usaron violencia verbal y, a veces, física. Unos venezolanos dijeron que los guardias de seguridad les obligaban a hacer saltos de rana desnudos.

En 2019, la policía disparó balas de goma contra un grupo de venezolanos que en ese momento se encontraban detenidos en el cuartel de extranjeros. La fuerza deliberada y excesiva utilizada por la policía contra ellos, que les causó lesiones graves, podría constituir malos tratos o tortura, según Amnistía Internacional.

Aldrich Hermelijn

Crónicas del Caribe

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *