Según declaraciones del parlamentario Benny Sevinger, la primera ministra de Aruba, Evelyn Wever-Croes, “enfrentará muy pronto un proceso judicial por el delito de corrupción en el caso de la venta de un terreno fiscal en 2004, por el cual recibió una suma de 17,5 millones de dólares americanos”.

Sevinger señaló que para ese entonces Wever-Croes desempeñaba el cargo de abogada y consejera fiscal en el sector privado. Sin embargo, aun así “participó y gestionó la venta de 70.000 metros cuadrados de tierras fiscales a un pariente cercano con ocupación principal de ‘ama de casa’, un terreno que según afirmó fue adquirido bajo condiciones irregulares”.

El parlamentario notificó en conferencia de prensa el 20 de septiembre, que hace “un año y tres meses” depositó en el Ministerio Público la acusación formal, y aseguró que muy pronto las autoridades correspondientes iniciarán un proceso judicial en contra de la mandataria.

Advertisement

“Pido igualdad de ley al Ministerio Público. Es inaudito que se realicen las diligencias preliminares de la investigación, que se corrobore que lo que hizo Evelyn es delictivo, y hasta la fecha no haya avanzado la investigación. Si la justicia pasa por alto este caso, entonces tendremos que denunciar al organismo judicial de Aruba”, dijo Benny Sevinger.

En este contexto, el 6 de septiembre, Sevinger presentó un escrito al Ministerio Público en el que solicitó aclaración con respecto a la investigación en contra de la mandataria Wever-Croes.

“El Ministerio Público no es un sitio en el que se deba reclamar nuestros derechos, debería ocurrir automáticamente; sin embargo, cuando se siente que los derechos son violados y que no se nos toma en cuenta en comparación a otros, entonces, nos vemos en la obligación de presentarnos”, expresó el parlamentario desde la sede del Ministerio Publico.

“Persecución política”

El parlamentario representante del partido opositor AVP, Benny Sevinger, también enfrenta un proceso penal en su contra por falsificación, estafa, lavado de activos, abuso de función y soborno.

La acusación, que él mismo ha calificado como “una persecución política”, corresponde al periodo de mandato del Gabinete Eman, cuando en su función de ministro de Infraestructura se vio involucrado en la presunta venta ilegal de terrenos fiscales.

El 26 de mayo de 2021, en plena campaña electoral, Sevinger fue detenido y encerrado en una penitenciaría por 73 días, mientras avanzaba la investigación en su contra y otros 11 implicados por el delito de corrupción.

En prisión, el político fue elegido miembro del Parlamento y puesto en libertad juramentó como parlamentario, convirtiéndose así en el primer funcionario gubernamental que ejerce mientras enfrenta un proceso legal. La Corte de Justicia de Aruba reinició la investigación el pasado 5 de septiembre y se extenderá hasta febrero de 2023, cuando se dicte una sentencia definitiva en el caso “Avestruz”.

Por su parte, la primera ministra Wever-Croes desmintió públicamente las acusaciones de Sevinger y señaló que procederá legalmente contra el parlamentario por “difamación”.

X Torres

Noticia Impacto

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *