En su reciente visita a Curazao, Aruba y Bonaire, el secretario de Estado de Justicia y Seguridad de Países Bajos, Eric van der Burg, destacó que la emergencia humanitaria compleja que atraviesa Venezuela se convierte en un gran reto para las naciones vecinas que reciben a los migrantes.

Venezuela lleva años en una profunda crisis política, económica y humanitaria. Esto es terrible en primer lugar para los 29 millones de venezolanos y, además, crea grandes desafíos para los países vecinos”, alertó el funcionario neerlandés.

Van der Burg recorrió Curazao y Aruba para evaluar el trato dispensado a los solicitantes de asilo y otros inmigrantes. Pero, ¿qué puede decir sobre la situación de las islas, tomando en cuenta que Países Bajos tiene sus propios problemas con las solicitudes de asilo?

Advertisement

Tengo que ser reservado si encuentro algo”, advirtió Van der Burg. “Porque primero tengo que asegurarme de que, como Secretario de Estado, tengo las cosas en orden en Países Bajos”.

Van der Burg reconoció que “Curazao y Aruba la están pasando mal” por la presión migratoria que representa el éxodo de venezolanos. El Secretario de Estado agregó: “Si se observa la cantidad de personas que están aquí en Aruba provenientes de Venezuela, es como si los Países Bajos recibiéramos a casi 2 millones de personas” en su territorio.

El funcionario de La Haya confesó que “en Holanda ya tengo problemas para recibir a las 130 mil personas que hay de Ucrania y del resto del mundo”.

Sin organización

La plataforma de Naciones Unidas estima que hay entre 15.000 y 20.000 venezolanos indocumentadas en Aruba. Estos ciudadanos pueden solicitar asilo al ingresar a Oranjestad, sin ser recluidos en centros de detención como en Curazao. Pero no se ha organizado la recepción de solicitudes de asilo, condición requerida por las convenciones internacionales que regulan esta materia.

Para sobrevivir, la mayoría de los indocumentados trabajan ilegalmente en Aruba, a lo que el gobierno hace la vista gorda.  Además, existe una larga lista de espera de 1.700 solicitantes de asilo que Aruba trata con un grupo de empleados holandeses del Servicio de Inmigración y Naturalización (IND). La capacidad para agilizar estos trámites no es suficiente: Aruba le ha pedido a Van der Burg más empleados del IND.

Gran diferencia

El Secretario de Estado de Justicia y Seguridad subrayó que hay una gran diferencia en el procesamiento de las solicitudes de asilo: Aruba rechaza el 98%, mientras que los Países Bajos admiten el 70%.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Eric van der Burg (@stasjenv)

“Es la situación inversa aquí”, dice Van der Burg. “En el momento en que los amenazan con ser deportados, las personas solicitan asilo y como el 98% son rechazados, la mayoría entra en la ilegalidad. En los Países Bajos solicitas asilo y lo obtienes en el 70% de los casos”, puntualizó

La razón dada por el gobierno de Aruba es que la mayoría de los solicitantes son refugiados económicos de Venezuela, y la pobreza no es una razón válida para obtener asilo. Pero con la experiencia de los solicitantes de asilo de otros países, el Secretario de Estado considera que la admisión del 2% es “extremadamente baja”.

No existe

La figura del solicitante de asilo no existe oficialmente en Curazao, porque el país aún no ha implementado los tratados para esto. En la práctica, eso significa que la isla encierra a refugiados, solicitantes de asilo y otros inmigrantes indocumentados en los infames “cuarteles de extranjeros”.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Eric van der Burg (@stasjenv)

Las organizaciones de derechos humanos y de refugiados llevan años dando la voz de alarma sobre esta acogida “inhumana”. Curazao ahora está construyendo un nuevo centro de detención de inmigrantes con dinero holandés, pero las obras registran mucho retraso. “La construcción debe estar terminada en cuatro semanas”, dice el funcionario.

¿También ha instado al gobierno de Curazao a introducir los tratados internacionales? “Eso no se discutió en las conversaciones”, respondió el Secretario de Estado.

“¿Qué pienso? En general, los Países Bajos creen que todos los países del mundo, incluidos los países del Reino, deben apoyar los tratados de derecho de extranjería. Pero no creo que deban usarse pantalones demasiado grandes”, reflexionó.

Van der Burg mencionó como ejemplo que en los Países Bajos los tratados para la apatridia de 1951 y 1961 acaban de ser aprobados por la Cámara de Representantes. “Y todavía tienen que pasar por el Senado. Por lo tanto, también debes tener cuidado cuando le dices a otros que cumplan con las reglas porque tú tienes que hacer lo mismo”.

Desconocidas

En el último día de su visita de trabajo, el Secretario de Estado holandés inauguró la nueva oficina del IND en Bonaire. Adelantó que aún no puede decir qué tan grande es la lista de espera de solicitantes de asilo. “Todavía tengo que obtener los números”, finalizó.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Eric van der Burg (@stasjenv)

Aldrich Hermelijn

Crónicas del Caribe

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *