Spread the love
La página digital denominada Cazadores de Fake News, publicó en su cuenta de X, antiguo Twitter, los pantallazos de WhatsApp presentados ayer por el Fiscal General Tarek William Saab, como “evidencia” en contra del periodista Carlos Julio Rojas, presentan signos de manipulación, que ponen en duda su autenticidad. Tarek William Saab mostró un conjunto de supuestas capturas de pantalla de un chat de WhatsApp entre Carlos Julio Rojas y Jerry Ostos. Las presentó como «prueba» de sus vínculos y los de Vente Venezuela con un plan magnicida relacionado con Ostos. Una de las capturas muestra el perfil de Rojas visto desde el cliente de WhatsApp de Ostos. El número de teléfono carece del símbolo ‘+’ y los espacios típicos con los que WhatsApp escribe automáticamente el número, a diferencia de una imagen control creada por CFN.
La imagen de control fue obtenida agregando el número real de Rojas contacto en un teléfono Android. Así, se identificaron espacios vacíos alrededor de los campos de “información” y “última modificación”. La cita también tiene saltos de línea inconsistentes.
Los mensajes escritos por ambos interlocutores presentan patrones en la escritura atípicos, como un dobles espacios que se escriben luego de las comas (,) Esto es muy improbable que ocurra, simultáneamente, en textos escritos por dos usuarios distintos.
Textos atribuidos a Rojas y a Ostos tienen errores ortográficos en la conjugación del verbo haber (“e” por “he” o “a” por “ha”). Pero ni en la cuenta de Twitter que Rojas ha usado desde 2010, ni en la base de datos de tweets de Ostos, aparecen palabras con este error.
  Este no es el primer caso en Venezuela donde se usan capturas de WhatsApp posiblemente manipuladas. Incidentes similares incluyen las presentadas como «prueba» contra militantes de oposición luego de la detención de @FreddyGuevara en 2021.
 

¡Participe en las actividades de tenis de playa en Aruba!...



Tauro's Esthetic Center. Santa Helena Straat #D, Oranjestad, Aruba. +297 583 7280


Desenmascaran la trama de desfalco, corrupción e impunidad que involucra en Venezuela a Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo, cómplices de la extesorera nacional Claudia Diaz Guillén


Los problemas de César Omaña con la justicia de Estados Unidos y de otro también aliado del opositor venezolano Leopoldo López


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *