Ya son tres los meses que separan a la señora Anahixa Maitte Flores Arcia del abrazo de Luisangel. Tres meses de aquella noche del 17 de octubre en la que su hijo perdió la vida en trágicas y aún imprecisas circunstancias. Tres meses de una llamada que no se contestó, de un hallazgo inexplicable. Tres meses de múltiples interrogantes sin respuestas que traigan paz y consuelo.

El joven de 20 años, conocido en la isla como DJ Lousville, murió tras caer del tercer piso del centro comercial Paseo Herencia, ubicado en la zona turística y comercial de Aruba.

El talentoso DJ trabajó esa noche en la discoteca Yolo. Su madre había acordado con el muchacho ir a buscarlo al terminar su toque. Lo llamó a la hora convenida, pero le colgaron el teléfono. Eso le inquietó un poco, estuvo dando vueltas en su vehículo mientras esperaba una respuesta del muchacho que nunca llegó: solo recibió luego el alerta de la policía para notificarle que su hijo había sido trasladado a un hospital.

Advertisement

Luisangel Figueroa Flores apareció malherido en la parte baja del centro comercial, en una zona un tanto distante de donde estaba la discoteca en la que trabajaba. No tenía ninguna razón para haber ido hasta allí. La familia presume que probablemente alguien que conocía lo citó para que fuera hacia esa zona. Son hipótesis que no han podido confirmar o descartar. Es limitada la información que han obtenido sobre el avance de las averiguaciones.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @todosomosdjlouisville

El tío de Luisangel, el señor José Miguel Rondón Arcia, declaró a Crónicas del Caribe que el hermetismo sigue rodeando el caso. Aunque la familia ha conversado con quienes adelantan las investigaciones, aún no les informan sobre hallazgos relevantes.

“No hay una información que dé una luz o claridad sobre lo que pasó. No hay una hipótesis, no hemos tenido acceso al parte médico de Luisangel. Por eso permanecemos en pie de lucha”, expresó.

Agregó que tampoco se le ha notificado a la familia qué pasó con las pesquisas que estaban haciendo al teléfono de la víctima en Curazao. Se esperaba que de allí se obtuvieran pistas importantes sobre lo ocurrido.

El pasado 15 de enero se celebró una caminata y un día después una vigilia en la casa de la señora Flores para recordar los tres meses del trágico suceso. En la cuenta en Instagram @TodosSomosDJLouisVille informan sobre estas actividades y se mantiene vivo el recuerdo de Luisangel.

La intención es que el tema persista en agenda y que no se engavete el caso. “Queremos recordar a Luisangel, que su caso no quede guardado, sabemos que las autoridades no lo han cerrado. Yo quiero saber qué pasó con mi hijo. Se han acercado muchas personas a decirme que hay muchos casos en Aruba en los que la verdad no ha salido a la luz todavía, yo espero que eso no ocurra con el de mi hijo”, declaró la señora Flores desde la caminata del pasado 15 de enero.

También, reveló que el Ministerio Público la llamó recientemente para expresarles su desacuerdo con algunos panfletos alusivos al tema. “Las veces que yo he ido a entrevistarme ha sido iniciativa mía. Quiero que eso quede claro. Ellos me llamaron el 13 de enero, pero porque creo que no les gustó un panfleto que hicimos. Anteriormente, sí hablé con ellos, pero porque fue mi iniciativa hacerlo”, recalcó la madre de Luisangel. Sin embargo, con respecto al caso, no recibieron ningún tipo de información.

Conjeturas a falta de información oficial

En una entrevista concedida a Noticia Impacto el 13 de enero, la señora Anahixa Maitte Flores Arcia hizo votos porque la verdad sea revelada.

“Hay muchas preguntas que están dentro de mí: si de verdad mi hijo se cayó o no se cayó, si fue asesinado, si fue un accidente. Yo quiero saber qué pasó, quiero cerrar este capítulo, aunque a mi hijo no lo voy a traer de vuelta”, expresó acongojada.

La señora relató esos puntos ciegos sobre lo ocurrido la noche del 17 de octubre, que no encajan al hacer el análisis a posteriori. Comentó que en el tercer piso del centro comercial encontraron las pertenencias de su hijo, entre ellas sus audífonos, y en el segundo piso encontraron su reloj. Los dueños de tiendas del mall le confirmaron que no había cámaras que hubiesen podido registrar lo sucedido.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @todosomosdjlouisville

“Tenemos entendido que si Luisangel se cayó, cayó desde el último piso. Hay muchas cosas que no podemos explicar, tantas incoherencias. Si mi hijo se hubiese caído, se cae con sus audífonos, siempre los tenía con él. Su reloj estaba en otro lugar. Su cuerpo fue hallado boca abajo, muy al contrario de cómo se esperaría que hubiese caído si cayó desde arriba. Hay muchas cosas que no podemos explicarnos y que la policía no nos ha podido aclarar”, comentó.

En las mismas declaraciones el padre de Figueroa, el señor Ramón Contreras, comentó que el cuerpo de Luisangel no presentaba ninguna fractura.

“Como padres revisamos el cuerpo de Luisangel en el hospital y en la funeraria y no tenía ninguna fractura como para haber caído de un segundo, tercer o cuarto piso. Su cadera, su cara, su dentadura, la frente, su tabique estaban bien”, detalló. La madre del fallecido agregó que solo tenía una costilla reventada a nivel del pecho, que presumen, puede haber sido en el intento de reanimación.

“Son conjeturas que sacamos, no tenemos pruebas. Lo que sí sabemos es que Luisangel tenía esa costilla reventada y el golpe en la cabeza. Lo demás eran pequeños rasguños, no tenía morados, no se reventó una pierna, un brazo o la columna”, ratificó su madre.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @todosomosdjlouisville

Añadieron que, al solicitar al hospital el informe médico de Luisangel, la institución les respondió que no podían entregárselo porque la petición tenía que hacerla el paciente: “La propia policía nos sugirió que fuéramos al hospital, ellos me mandaron a mí al hospital y me dijeron que era el propio Luisangel quien tenía que hacer la petición, ¿qué hacía? ¿ir a la funeraria y pedirle que la firme?”, dijo la señora Flores Arcia.

A pesar de las reiteradas solicitudes, ese reporte médico no les ha sido entregado. “El doctor nos dijo ese día que tenía muerte cerebral, yo quiero que me pongan por escrito lo que ya me dijeron, ¿por qué me lo niegan?”, preguntó el padre del DJ.

La madre de la víctima suplicó a cualquier persona que tenga conocimiento sobre el caso que se dirija a las autoridades o a ella misma: “No tienen que dar su nombre, pueden quedar totalmente anónimos. No quiero acusar a nadie, solo saber qué pasó. Es muy triste que tu hijo haya muerto y, a estas alturas, no saber qué sucedió”, acotó.

“Si él se cayó, que lo prueben. Si lo asesinaron, que lo prueben. Quiero saber qué pasó y cómo pasó. Yo he tratado de dar un tiempo prudencial para que las autoridades hagan su trabajo. Pero yo merezco una respuesta. Yo no tengo vida, me quedé sin vida desde que me arrancaron a mi hijo de 20 años. Tengo una hija, una familia, pero tengo un dolor que no puedo evitar, no puedo dormir”, exclamó entre lágrimas.

La investigación culminaría en marzo

Rocco Tjon DJ, ministro de Justicia y Asuntos Sociales, fijó posición el 18 de enero sobre la muerte de Figueroa.

En declaraciones a Noticia Impacto, que luego resumió en su perfil en Facebook, el ministro recalcó que se han reunido con la familia de la víctima: “Desde entonces, hemos tenido conocimiento de que existe comunicación entre el equipo de investigación y la familia del joven para mantenerlos al tanto del caso”.

Tjon justificó lo prolongado de la averiguación, aduciendo que este tipo de casos “toman su tiempo para investigar a fondo lo sucedido”. También argumentó por qué aún no han divulgado pistas claras sobre lo ocurrido.“No podemos dar más detalles y tampoco queremos interferir en el proceso judicial que se está realizando. Sabemos que hay un equipo de investigación que se dedica únicamente a resolver este caso, y ellos están analizando cada información y detalle que van obteniendo, con el fin de poder dirigir la investigación de una forma más eficaz”, explicó.

Adicionalmente, el Ministerio Público emitió un comunicado el 13 de enero en el que aseguran que el fiscal encargado se ha reunido tres veces con los familiares de Figueroa Flores y que les informaron “los avances de dicha investigación”.

En el texto, también denunciaron que han circulado informaciones en medios y redes que dan una imagen “errónea” sobre la actuación de la institución y su falta de contacto con los allegados del joven DJ: “Nada está más lejos de la verdad. La policía y el fiscal están poniendo todo su empeño para poder llegar a una solución de este caso y siempre teniendo en cuenta e informando a la familia y allegados”, se lee en el comunicado.

El Ministerio Público también deslizó que un supuesto testigo que publicó un video en redes sociales en torno a la muerte de Figueroa (en el que afirmaba que el muchacho había sido asesinado) fue llevado a la comisaría a declarar y admitió que había inventado dicha historia. Señalaron que este tipo de acciones han obstaculizado la investigación.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @todosomosdjlouisville

Al ser consultado sobre si esta falsa historia podría calificar como un hecho punible, el ministro Tjon se limitó a responder: «Obviamente no se puede dar una declaración falsa, es diferente si se publica en una red social», enfatizó. La promesa del Ministerio es concretar la investigación a mediados de marzo, así que la espera de los familiares se prolonga. Hasta entonces, los reclamos porque se conozca la verdad no cesarán.

Crónicas del Caribe

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *